Ramón Parera: “Buscan el voto sin argumentos ideológicos, usando el dolor y la angustia de otras personas”

Con esas palabras, el jefe de Gabinete, Ramón Parera respondió a las acusaciones mediáticas montadas por sectores opositores. Esta mañana, integrantes del Departamento Ejecutivo local brindaron una conferencia de prensa en la que se refirieron a la situación de salud del intendente Salvador Serenal y respondieron los trascendidos que acapararon en forma burda la agenda mediática respecto a la internación del mandatario local.

Durante la conferencia, el jefe de Gabinete, Ramón Parera, junto al secretario de Salud, Sergio Lorenzo, y la presidente del Concejo Deliberante, Patricia Galinelli, se manifestaron sobre la internación que cursa el Jefe Comunal en la clínica “La Pequeña Familia” de la ciudad de Junín por un cuadro de COVID-19.

A su vez, Parera repudió de plano las acusaciones hechas por sectores de la oposición y señaló que se trata de un accionar que no deja de sorprender por la “bajeza humana que existe en algunas personas cuando buscan el voto sin argumentos ideológicos, usando el dolor y la angustia de otras personas”. Y concluyó: “No se hace política de esa manera, ni aquí ni en ninguna parte del mundo”.

En primer lugar, Parera confirmó que la voluntad de Serenal siempre fue internarse en el Hospital Municipal y que, por un pedido expreso de sus familiares, se decidió el traslado a otro centro de salud. “Por una cuestión emocional y psicológica, incluso con el asesoramiento de profesionales de la psicología, su familia entendía que era una realidad sumamente difícil que él pudiera estar internado en el lugar donde estuvo cuidando en agonía a su propio padre”, subrayó el Jefe de Gabinete.

“Salvador, sus padres, sus hermanos y sus hijos siempre se han tratado en el Hospital y confían en la Salud Pública y en todos los trabajadores de la Salud del sistema público; la realidad es que estaba en una situación emocional sumamente difícil porque viene de perder a su padre y su tío y obviamente lo que quiere su familia, lo que queremos nosotros y lo que quiere la gran mayoría de los linqueños es que como ser humano pueda estar bien”, remarcó Parera.

Por su parte, el secretario de Salud, Sergio Lorenzo, brindó detalles del trámite administrativo que se cursó entre ambas instituciones para la cesión y posterior regreso de un respirador del Hospital Municipal. “Cuando su equipo médico decide la internación del Intendente, nos comunicamos con el plantel de profesionales que recibiría ese día cualquier derivación y nos plantean que estaba dentro de las posibilidades recibirlo con el cuadro que se le plantea pero que no contaban con respirador en la terapia intensiva. La institución comunica que aceptan el paciente con la condición de que se le facilite un respirador”.

En esa línea, Lorenzo hecho por tierra cualquier supuesto sobre una accionar ilegal y aseguró que “esta es una práctica que se realiza habitualmente entre instituciones y, más aún, en pandemia donde hay un DNU que exige la colaboración mutua de recursos, incluso el recurso humano”. Y aclaró: “El Intendente en ningún momento supo que tenía que ir un respirador y menos que se trasladaba un respirador del Hospital, esto fue una decisión interinstitucional requerida por la institución que recibía al paciente y acordada con la institución que deriva al paciente”.

“En lo personal tomé la decisión junto con la Dirección del Hospital de derivar al paciente con el respirador, no el paciente respirado, que según el cuadro ameritaba ser en lo inmediato ingresado al respirador mecánico”, indicó el secretario de Salud. A su vez, subrayó: “No se dejó de atender a ningún paciente, no se le privó a ningún ciudadano de Lincoln un respirador porque el recurso, en ese momento, estaba en disponibilidad”.

Por último, el Jefe de Gabinete, invitó a los sectores opositores que han levantado acusaciones a que “presenten la denuncia que consideren en la Justicia” y señaló: “tenemos la conciencia tranquila y la seguridad plena de haber obrado con la verdad”.

Porqué el Intendente no se había vacunado

En otro pasaje de la conferencia, el jefe de Gabinete, Ramón Parera, aclaró porqué el intendente Salvador Serenal, al momento, no fue inmunizado con ninguna de las vacunas contra el COVID-19. “El intendente no se vacunó porque tiene principios y valores; lo dijo desde el primer día que no se iba a vacunar hasta que el último linqueño de riesgo lo haga”, afirmó Parera.

Estado de salud de Serenal

De acuerdo al último parte médico oficial sobre el estado de Salud del Intendente Serenal, Lorenzo mencionó que el mandatario “permanece estable con leve mejoría, mantiene igual requerimiento de oxígeno que el día anterior y se encuentra en estado favorable”.

Además, el funcionario recordó que Salvador Serenal cursa el día 12 de esta enfermedad, dentro de lo que se considera una “cuadro moderado”.

Deja tu opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba