Los rateros no descansan

Como es habitual, los rateritos que se llevan lo ajeno de las casas, anduvieron haciendo de las suyas. Ani, una vecina, escribió en Facebook: “Hola gente, lamentablemente días pasados primero (una noche) me atropellan la gata, murió con la cabeza reventada, nunca nadie paró. A la mañana siguiente nos levantamos y nos encontramos con que me robaron una garrafa con regulador y todo, es de color violeta. No sé si ya la vendieron, pero lo hago público porque me indigna todo esto, estoy encerrada como todos los que nos cuidamos por este virus de mierda, no jodemos a nadie y nos pasan estas cosas. Hay gente de porquería, chorros que no solo roban una garrafa, que la necesito porque le cocino a mis hijos, les hago la leche, y además los días de mucho frio es nuestro medio para calentarnos. Nos joden la vida”…finalizó señalando la mujer visiblemente consternada.

El robo fue en inmediaciones de calles Liborio Tiseyra y Fortín La Guardia. En cercanías a este domicilio también robaron en una obra. La mano viene pesada. Sin laburar hay que afanar para hacer efectivo vendiendo ¿no?…Cabe señalar que otras vecinas manifiestan que les han robado motores de bombeadores, y trastos de los patios que ni sirven para comercializar. Por eso, lo despectivo de “rateritos”.

Deja tu opinión!

Ir arriba