Incendio en Santa Fe Agro: “Una desgracia, pero pudo haber sido veinte veces peor”

El parte de prensa de Bomberos Voluntarios de Lincoln daba cuenta del llamado de alerta por el incendio de un galpón en la «chanchería» sobre la Ruta 50 sentido a la localidad de El  Triunfo. Salieron los móviles 21, 16, 18 y el 25, la autobomba escalera, a cargo del Jefe Gustavo Llorente.

Poca importancia le dio Lincoln al siniestro, aunque se suponía un incendio de magnitudes, dado la cantidad de unidades que partieron hacia el predio rural, ubicado a 10 kilómetros de la rotonda de Lincoln camino a El Triunfo.

En comunicación con Fernando del Sel, propietario del criadero porcino “Santa Fe Agro”, declaró que según la pericia de Bomberos se confirmó el inicio del fuego debido a un accidente, donde no hubo que lamentar pérdidas humanas o heridos.

El foco ígneo comenzó en el área de “Maternidad” debido al desperfecto de un aparato que constituye parte de la calefacción a gas del complejo, en un sector pequeño de un galpón, donde se alojaban 425 lechones destetados hacía unos días, los cuales rondaban los 6 kg. cada uno.

El siniestro pudo haber sido de magnitudes importantísimas de no ser porque están dadas todas las medidas de seguridad y matafuegos y por la acertada intervención de los empleados, ya que su celeridad y rapidez, sumado al rápido accionar de la Patrulla Rural (fueron los que advirtieron el fuego), además de la pronta llegada e intervención de los Bomberos Voluntarios, que lograron sofocar el incendio, evitando que las llamas pasaran a un sector contiguo donde se alojan unos 2.000 animales más.

En todo el criadero, generalmente completo de animales porcinos como en esta oportunidad, existen unos 8.000 cerdos, por lo que, más allá del lamentable hecho, “pudo haber sido veinte veces peor”, dijo del Sel.

Perdidas

Además de la muerte de los 425 lechones recién destetados, que suponen una importante suma de dinero, el Criadero Porcino SFA debe contabilizar grandes pérdidas materiales, que suponen todo el sistema eléctrico de ese galpón, considerando que el complejo se compone de dos galpones de 80 x 15 metros, además de otros tres galpones de guarda de 45 x 15 metros cada uno. También se deben considerar la pérdida de espacios con mucha tecnología que incluyen calefacción, acondicionadores de aire, cintra trasportadora para el alimento de los animales, la instalación eléctrica y de agua, y el piso del criadero compuesto por un material especial de PVC que al incendiarse liberaron gases tóxicos que fueron los que provocaron la muerte de los cerdos, confirmando así que ningún animal murió quemado sino asfixiado o intoxicado.

Cabe destacar que ninguno de los empleados sufrió heridas, como tampoco los Bomberos que trabajaron con todos los protocolos de seguridad, que lograron controlar el foco en unos cuarenta minutos.

Del Sel cerró el relato agradeciendo el trabajo de los servidores públicos, por su rapidez y eficiencia en el combate del fuego. También reconoció a Patrulla Rural y a los empleados de Santa Fe Agro, por la premura para alertar a Bomberos y ayudar a sofocar las llamas.

Deja tu opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba