El sol sale para unos pocos a la hora de volver a las aulas

Varios son los indicios que confirman la posibilidad que en el único establecimiento educativo de gestión enteramente privada de nuestro distrito, se estarían dictado clases de manera presencial.

Esto estaría ocurriendo desde hace ya varios días y si bien la confirmación no es oficial, pudimos saber que asistirían todos los días de la semana. Pero la obviedad que las clases se estarían dictando se puede confirmar al pasar por la puerta del mencionado establecimiento, ya que los ocho o diez automóviles estacionados afuera serían de los docentes (foto). También pudimos confirmar la presencia de chicos (unos 20 aproximadamente) en el amplio patio de la Escuela.

El establecimiento en cuestión, de absoluta gestión privada, habría realizado “encuentros presenciales recreativos”, amparados en una disposición de la provincia de Buenos Aires que otorga el derecho de hacerlo, en un comunicado de Gobernación que data de principios de mayo (ver aparte: Giro en la Provincia). Recordemos que el colegio en cuestión depende de la Dirección de Educación de Gestión Privada (DIEGEP).

La presencialidad para nuestros chicos y jóvenes es muy requerida por gran parte de la sociedad, aunque existe otra mitad que se opone a la vuelta de los chicos a las aulas. Lo que no podemos soslayar es la pésima situación epidemiológica del distrito, además del mandato que baja desde Provincia y Nación, y al que el Jefe Comunal linqueño adhirió. Recordemos además que Lincoln continúa en un Nivel Epidemiológico Alto, amén de haber caído hace días a Fase 2.

Es inadmisible que en un establecimiento se dicten clases, con cualquier excusa que no quepa para el resto de los jóvenes de nuestro distrito. O es para todos o para ninguno. Teléfono para quién corresponda.

Giro en la Provincia: abre la puerta a actividades presenciales en las escuelas

 

Mayo de 2021. En un comunicado oficial, se permite que algunos chicos vayan al colegio a desarrollar tareas de revinculación y a reforzar contenidos; tensión e incertidumbre entre directivos e inspectores.

Los directivos de las escuelas pertenecientes a los distritos bonaerenses donde la presencialidad se encuentra suspendida temporalmente recibieron a principios de mayo un documento de la Dirección General de Educación y Cultura bonaerense llamado “Comunicado sobre continuidad de suspensión de clases presenciales” con un subtítulo “Escuelas abiertas”. Tanto el nombre como el contenido de este apartado generaron confusión entre los responsables de los establecimientos, muchos de quienes ahora atraviesan momentos de tensión con los inspectores educativos, que intentan acotar y minimizar las ambigüedades de la comunicación gubernamental.

“Las escuelas permanecerán abiertas para garantizar que la vinculación de los y las estudiantes con las instituciones no se interrumpa en el tiempo que dure la restricción a la presencialidad -se lee en la comunicación oficial–. Los equipos directivos planificarán dotaciones mínimas de docentes que, de manera rotativa y en forma ordenada y cuidada, organizarán y establecerán horarios de encuentro de manera presencial con las y los estudiantes considerados matrícula priorizada”.

El documento especifica qué alumnos podrán participar de estas actividades: aquellos que tengan problemas de conectividad, los que no lograron cumplir con los objetivos de aprendizaje previstos del ciclo lectivo 2020 y los estudiantes con discapacidad. El comunicado no aclara cuántas horas deben durar los encuentros ni cuántas veces por semana pueden realizarse. Sí dice que el tiempo de actividad presencial deberá ser utilizado para explicar consignas o entregar materiales pedagógicos y que los encuentros deben ser individuales o de “grupos muy reducidos” de alumnos.

Deja tu opinión!

Ir arriba